Life vest under your skin

“La utopía está en el horizonte

Camino dos pasos,

Ella se aleja dos pasos

Y el horizonte corre dos pasos más allá.

¿Para qué sirve entonces la utopía?

Para eso, sirve para caminar”.

 

Eduardo Galeano

 

Señores pasajeros,

les habla el comandante del vuelo B612* desde cabina. En primer lugar, gracias por confiar en nosotros para hacerse su destino, abróchense los cinturones de (in)seguridad y apaguen sus teléfonos móviles, iPods, iPhones, blackberrys, mp3, mp4 y la escala numérica que sucede.

Nuestro despegue se iniciará por la izquierda de la pista y ha de seguir esa dirección durante su ascenso. Durante la estabilización, atravesaremos numerosas áreas de turbulencias por los estragos del cielo sobredimensionado que nos vendió un grupo de aviones privados de primera clase, entorpeciendo la ruta general y provocando graves accidentes aeronáuticos.

En caso de atravesar tempestades azules, dominadas por aves que vuelan en binomios atentando contra los derechos fundamentales de vuelo, rogamos mantengan la calma. Aun con el viento en contra, seguiremos pilotando a favor de un espacio de aviación regularizado donde los vuelos de los homosexuales, de los inmigrantes, vengan de donde vengan, sea por mar, por tierra o por aire, y de los trabajadores que se dejan la piel, día a día, para costear su vuelo y el de sus familias, conserven su derecho a volar sin que estos sean recortados.

Aquellos pasajeros que se sientan más cómodos en aviones militares o pertenecientes a compañías low cost (recuerden que lo fácil y rápido suele terminar cobrándose por otros flancos y, como han demostrado casos ilustres como Gurtel o el Sr. Assange, es prudente desconfiar de la opacidad de algunas fuentes lujosas y bien trajeadas), rogamos abandonen este avión. Le enviaremos la vacuidad de sus maletas al domicilio que nos indique en los mostradores rojos contrarios. No obstante, si ve que puede tratarse de un simple vértigo vital, le invitamos a que haga uso del chaleco salvavidas bajo su asiento.

El nuestro es un avión pacifista, no destinamos su dinero a financiar misiles que destruyan paraísos fiscales pero todos nuestros destinos dibujan un Estado de Bienestar en el que los chupasangres sean procesados por jueces que no entiendan de compras por parte de los primeros.

Dicho esto, gracias por volar con nosotros y por asumir los riesgos que conlleva un vuelo crítico en lugar de quedarse en tierra.

Saben de antemano que el mismo concluye antes de aterrizar en la utopía, sin embargo, ya conocen los eslóganes que han dibujado otros pasajeros asiduos que vuelan con nosotros, hay que amar la trama más que el desenlace.

Disfruten, pues, de su vuelo.

Nora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s