Política, esa compañera de cama

“It’s about the human heart”

“And yet to me this vote is horrible. Horrible. Because this isn’t about yelling, and this isn’t about politics. This is about the… human heart, and if that sounds corny, so be it.Keith Olbermann, about Prop 8 in California.

–       ¡Laura!

–      ¡Sí!

–       ¿Te quieres casar conmigo?

–       ¡Dios mío!

–       ¡Tranquila, tranquila! Es que he estado pensando… Y te quiero, y me gustaría celebrar…

–       ¡Te digo que sí!

–       ¿¡Sí!?

–       ¡Sí! Da vértigo pensar en el matrimonio pero… Tengo claro lo que quiero.

–       Sólo que… Quizás no se llamaría matrimonio.

–       ¿Cómo?

–       Pues que, si legisla Rajoy, derogará el matrimonio homosexual, después de hablar con la “gente”.

–       ¿Y lo nuestro no podrá ser matrimonio?

–       Exacto, cambiarle el nombre podría ser una de las muchas consecuencias.

–       ¿Pero en qué le afecta a él que nos casemos o nos dejemos de casar?

–       A él, en nada.

–       Y a nosotras, en todo.

–       Pero… ¿Importa mucho cómo se le llame?

–       Y si no importa, ¿¿por qué demonios quiere cambiarlo??

Sr Rajoy: métase su homofobia por el orto. Haga un “contrato de unión” con ella y deje que gays y lesbianas se casen y sean felices.

Y si finalmente opta por “preguntarle a la gente”, intente no ceñirse al público de Intereconomía. Ya que su intención es robarnos un derecho que nos ha llevado siglos conquistar, intente, al menos, hacerlo de una forma mínimamente democrática.

Nori


¿Por qué cruzó el pollo la carretera?

Este es el resultado de una inesperada resaca durante el día de hoy, sábado 18 de diciembre. Así son las ironías de la nocturnidad: te vas de copas una noche convencida de que te vas a comer el mundo y te levantas como si el mundo te hubiese comido a ti. Al menos, desde la boca de la resaca, he podido encenderme una luz y convertir los estragos de una gran noche en Malasaña en un post divertido y sazonado, cómo no, con bastante mala saña. ¡Que lo disfruten!

Nori

¿Por qué cruzó el pollo la carretera?

El Papa, Benedicto XVI: fuese adonde fuese, la Iglesia Católica advierte que agravaría sus problemas el llevar preservativos durante su travesía, aun a riesgo de infección del VIH. A no ser que se tratase de un pollo puto, claro.

Arturo Pérez Reverte: porque es un marica como Moratinos, joder. Y no lo digo por montar el pollo.

Evo Morales: si es para venir a Bolivia, advierto a todos de que probablemente se trate de un pollo hormonado y que su consumo puede provocar desviación sexual y males tales como la homosexualidad.

Salvador Sostres: si es menor de edad, yo me lo follo, que estará en su “punto mágico de tensión sexual”.

Zapatero: para ir al INEM. A no ser que gozase de una empresa privada, en cuyo caso acudiría, probablemente, a reducir plantilla de pollos, ahora que corren tiempos duros de crisis; pero recordad que este enorme sacrificio redundará en una prosperidad futura. Sé de lo que hablo, no es ninguna pollada.

George Bush: porque había armas de destrucción masiva al otro lado de la acera.

Mariano Rajoy: por culpa de Zapatero, que con su pésima gestión de la crisis, quiere atropellar nuestros derechos, atropellar nuestra democracia y también al pollo.

José Mº Aznar: ¡Estamos trabajando en ello! Pero si le veo cara de desesperado, tendré que plantearme volver a la política.

Shakira: ¡Porque esto es África!

Sheldon Cooper: los músculos están unidos por resistentes estructuras fibrosas denominadas tendones que conectan una o más articulaciones, dando como resultado de la contracción muscular, el movimiento. Los músculos y articulaciones de las piernas proporcionan fuerza y estabilidad al cuerpo y sirven para soportar el peso del cuerpo, así como para proporcionar la potencia necesaria para realizar actividades tan habituales como andar, correr y saltar.

Mi compañera Carmen: porque le saldría de los cojones, joder.

Mi compañera Ana: eso, ¿a qué fin?

Julian Assange: lo pondremos al descubierto junto con los 7’049 documentos desclasificados tras filtrar y difundir los papeles de las Embajadas. ¡Por la libertad de expresión y el derecho de información!

Socorrista de San Sebastián: pos no sé cómo ha sido lo del pollo pero, vamos, que yo me lo imagino ahí en medio la calle… Y pienso que la ha liao parda, sabes.

Esperanza Aguirre: dudo mucho, la verdad, que si lo ha dicho el señor Zapatero, haya existido alguna vez dicho pollo y que haya habido alguna vez un cruce de carretera. No tengo más que decir, señorita.


Life vest under your skin

“La utopía está en el horizonte

Camino dos pasos,

Ella se aleja dos pasos

Y el horizonte corre dos pasos más allá.

¿Para qué sirve entonces la utopía?

Para eso, sirve para caminar”.

 

Eduardo Galeano

 

Señores pasajeros,

les habla el comandante del vuelo B612* desde cabina. En primer lugar, gracias por confiar en nosotros para hacerse su destino, abróchense los cinturones de (in)seguridad y apaguen sus teléfonos móviles, iPods, iPhones, blackberrys, mp3, mp4 y la escala numérica que sucede.

Nuestro despegue se iniciará por la izquierda de la pista y ha de seguir esa dirección durante su ascenso. Durante la estabilización, atravesaremos numerosas áreas de turbulencias por los estragos del cielo sobredimensionado que nos vendió un grupo de aviones privados de primera clase, entorpeciendo la ruta general y provocando graves accidentes aeronáuticos.

En caso de atravesar tempestades azules, dominadas por aves que vuelan en binomios atentando contra los derechos fundamentales de vuelo, rogamos mantengan la calma. Aun con el viento en contra, seguiremos pilotando a favor de un espacio de aviación regularizado donde los vuelos de los homosexuales, de los inmigrantes, vengan de donde vengan, sea por mar, por tierra o por aire, y de los trabajadores que se dejan la piel, día a día, para costear su vuelo y el de sus familias, conserven su derecho a volar sin que estos sean recortados.

Aquellos pasajeros que se sientan más cómodos en aviones militares o pertenecientes a compañías low cost (recuerden que lo fácil y rápido suele terminar cobrándose por otros flancos y, como han demostrado casos ilustres como Gurtel o el Sr. Assange, es prudente desconfiar de la opacidad de algunas fuentes lujosas y bien trajeadas), rogamos abandonen este avión. Le enviaremos la vacuidad de sus maletas al domicilio que nos indique en los mostradores rojos contrarios. No obstante, si ve que puede tratarse de un simple vértigo vital, le invitamos a que haga uso del chaleco salvavidas bajo su asiento.

El nuestro es un avión pacifista, no destinamos su dinero a financiar misiles que destruyan paraísos fiscales pero todos nuestros destinos dibujan un Estado de Bienestar en el que los chupasangres sean procesados por jueces que no entiendan de compras por parte de los primeros.

Dicho esto, gracias por volar con nosotros y por asumir los riesgos que conlleva un vuelo crítico en lugar de quedarse en tierra.

Saben de antemano que el mismo concluye antes de aterrizar en la utopía, sin embargo, ya conocen los eslóganes que han dibujado otros pasajeros asiduos que vuelan con nosotros, hay que amar la trama más que el desenlace.

Disfruten, pues, de su vuelo.

Nora


“A los enemigos de los toros, es decir, a los defensores de las corridas”

La España Negra y la Tauromaquia

“Ningún liberal ha defendido un presunto derecho a maltratar y torturar a criaturas indefensas. De hecho, los países que más han contribuido a desarrollar la idea de la libertad, como Inglaterra, han sido los primeros que han abolido los encierros y las corridas de toros. Curiosamente, y es un síntoma de nuestro atraso, la misma discusión que estamos teniendo ahora en España y sobre todo en Cataluña ya se tuvo en Gran Bretaña hace 200 años. Los padres del liberalismo tomaron partido inequívoco contra la crueldad. Ya entonces, frente al burdo sofisma de que, puesto que los caballos o los toros no hablan ni piensan en términos abstractos se los puede torturar impunemente, el gran jurista y filósofo liberal Jeremy Bentham señalaba que la pregunta éticamente relevante no es si pueden hablar o pensar, sino si pueden sufrir.”

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Espana/negra/tauromaquia/elpepiopi/20100311elpepiopi_4/Tes